Tras la segunda beta

Por fin tengo un ratillo para contaos algo más sobre esta segunda beta.

Fui a hacérmela el día 6 de marzo, a un laboratorio de un pueblo cercano a mi lugar de trabajo, más que nada para no tener que pedir permiso más de una hora y no dar muchas explicaciones. Una y no más, ya os lo adelanto!

Cuando llegué, había una empresa entera para sacarse sangre!! El sitio también era bastante deprimente. Decidí ir porque abrían a las 8 y con la esperanza de que el mismo día me diesen los resultados, pero para nada.

La parte positiva es que la chica que me sacó sangre lo hizo genial y prácticamente ni me enteré. Ya intuía el resultado, pero aún así estuve nerviosa. Me dijeron que tardaban un día o dos en tenerlos, porque los mandaban a otro sitio a analizar, ya que ellos no tenían laboratorio. Esto me hirvió la sangre!

Decidí hacerme por mi cuenta análisis para ver mi colesterol, hierro y vitamina D. Los tuve que pagar, ya que no pedí cita en el médico de cabecera para que me los mandase y los quería tener rápido. La vitamina D es cara, pero bueno, quería ver si tomar el ovusitol D me había hecho efecto y el cambio de alimentación que he dado también. Cuando digo cambio, me refiero a que he dejado de comer bollería industrial y me he pasado a la fruta. Antes comía un par de veces a la semana y ahora todos, porque me llevo para almorzar y, como mínimo, como en ese momento.

La beta fue menor que uno otra vez. A pesar del raspado, y de ser embriones bonitos. Vamos, que la cosa pinta fatal. El resto bien. Es la primera vez que no tengo colesterol, la vitamina D está decente y el hierro perfecto. Algo es algo.

Con todo esto, cambiamos de clínica. Ya hemos tenido la primera cita. Fue el día 11. Ya nos habíamos decidido por esta clínica hace casi dos años, pero al convertirme en funcionaria y saber que cubrían el TRA en la otra, pues no volvimos.

En otro post (espero que pronto) os contaré qué haremos. El cambio va a ser bastante radical. Y caro, para qué negarlo.

El viernes volvemos a tener cita con ellos. De momento, estoy preparando mi cuerpo para volver a la carga y sigo cuidando mi alimentación.

Un beso fuerte y gracias por preocupaos por nosotros.

Próximamente…

Hola chicas!

Antes que nada, os agradezco infinitamente el apoyo recibido ante el último chasco de todos.

Cuando tenga un rato para sentarme tranquilamente en el ordenador, os contaré lo próximo que vamos a hacer. 

Lo que tenemos claro es que vamos a seguir luchando y no quedarnos de brazos cruzados. 

Os iré informando, pero sí quería pasarme para deciros que estamos mejor. No bien del todo, pero mejor. 
Un abrazo fuerte.

Segunda Betaespera

Ya estoy a día 12 de Betaespera. Esto es, la beta la tengo el lunes. 

En estos días he pasado un poco de todo. 

La transferencia fue muy bien y no tuve sangrados ni molestias de ningún tipo. Aún así, estuve esa tarde y los dos días siguientes en casa, sin ir a trabajar, y luego ya hice vida normal sin hacer esfuerzos. 

Por ejemplo, sin ir a hacer la compra, no limpiar, ni agacharme.. cosas así. 

Casi no he tenido ningún calambre en los ovarios, solamente algo mínimo al pasar un rato de ponerme la progesterona. Tampoco se me ha hinchado el pecho, cosa que sí me pasó en la otra betaespera, aunque a la semana se deshinchó. 

Al encontrarme tan bien, me puse en lo peor y hace cuatro días pensé en hacerme un test. 

Abrí la caja donde los guardo y me percaté de que tengo tropecientos TO y solamente 4 TE. Así que me hice uno de ovulación, por aquello de que dicen que puede predecir el embarazo. 

A lo mejor fue un error o a lo mejor no. A veces es bueno saber. Blanquísimo, sin sombra alguna. Como era de esperar, me pasé la tarde llorando. 

Hablé con gente que ha pasado por lo mismo, me decían que quizás era pronto, que a veces los TO no sirven para esto.. yo seguí mal. 

Para torturarme, al día siguiente me hice otro, a día 9 post transferencia de blastos de cinco días. Igual. Uffff!

Al día siguiente decidí que era hora de asegurar con el TE. Por más que intenté ver una mínima sombra y dejarlo secar, nada. 

Así que aquí estoy, sin síntoma alguno y hundida en la miseria. M casi no ha estado en casa por motivos laborales. Yo me alegro de que eso le haga pensar menos, pero por dentro sé que no está bien. 

Hemos decidido a qué clínica llamar cuando pase todo esto, ya que he estado informándome sobre casos difíciles y leyendo críticas. 

Sé que hasta la beta debería tener esperanzas, lo sé, pero es complicado. Hay casos de chicas que han tenido un final feliz en una situación similar. Tengo ganas de tener ya los resultados y ver qué hacemos…

Primeros días de Betaespera

Tuvimos la transferencia el lunes, como estaba previsto. 

Llegamos a la clínica una hora antes para que empezasen el proceso de descongelación de los embriones y nos fuimos mientras a tomar algo. 

Puntuales empezamos con la transferencia. Entramos en la sala y me desvestí para que luego entrasen el doctor, la enfermera y más tarde la embrióloga. Esta última nos dijo que uno de los embriones tenía células grisáceas (eso entendí) y que lo desecharon porque no iba a sobrevivir. Así que iban a ponerme los dos que nos quedaban. 

Y eso. La TEC fue como la otra, sin problema ninguno. El espéculo algo molesto, pero nada más. El catéter salió muy limpio, sin restos de nada ni sangre. Según el doctor, fue una transferencia perfecta. Sus palabras fueron que ojalá fuesen todas así. 

Le pedí que me mandase un par de días de reposo, por prevenir. No iba a ir a trabajar aunque él no me lo prescribiese, pero aceptó y así lo tengo justificado. 

Y así estoy. Hoy es mi segundo día en casa. Hago cosillas, pero no tantas como en el trabajo. Ayer noté algún pinchazo mínimo y hoy de momento nada. Supongo que son cosas de la progesterona, como siempre. Esta vez no tengo el pecho sensible. No tengo ni idea de si esto es normal o qué, como cada una es un mundo… 

Intento comer sano, más que de costumbre, leo más y pongo música que he leído que les ponen a los embriones en los laboratorios. Ojalá todo esto no sean tonterías. 

Os informaré si hay novedades.

Gracias por estar ahí! Muak!

Cita pre-TEC

El lunes tuve cita en la clínica. Una revisión tras estar quince días con los parches (en mi caso, evopad 50) . 

Decidí ir sola porque M tenía mucho trabajo y, siendo franca, él tampoco pintaba mucho ese día. Así, no tenía que pedir justificante en el trabajo. 

Iba pensando que algo iba mal, porque a pesar de haberme pinchado el decapeptyl el ciclo anterior, me notaba mucho flujo, como si estuviese ovulando. Pensé “verás como se ha fastidiado todo y el raspado ya no sirve”. Uf!

Cuando llegué y avisé a la de recepción de que estaba allí me dijeron que me sentase un poco, como siempre. Hasta aquí todo normal. 

A los cinco minutos se me acercó la de recepción para preguntarme el motivo de mi cita. Se lo dije. Vamos, que no tenían la cita apuntada. Me cabreé. En ese momento pensé que si me mandaban a casa y me citaban para otro día les armaba la de San Quintín! Veis por qué no me gusta mucho la clínica?

Mi doctor no estaba con pacientes, estaba en el mostrador hablando con las de recepción. Y así estuvo al menos media hora. 

Tras verme con mala cara y resoplando, se me acercó. Me dijo que estábamos esperando porque no tenían la cita apuntada y mi historial estaba en una sala que estaba ocupada por otro doctor con unos pacientes extranjeros. Hasta que no saliesen, no podían cogerlo. 

Le dije quien fue la enfermera que me dio la cita, el día y la hora que pasó. No quería dejarlo pasar. 

Al rato (ya unos cuarenta minutos de espera) decidieron meterme en otra sala que usan para otra cosa y hacerme ahí la revisión, ver cómo estaba mi endometrio y tal. 

Me dijo que estaba en 9’7 (lo ideal son 10 o eso me dijo) y trilaminar (no sé si se dice así). Vamos, que estaba como debía. 

Me vestí y cambiamos de sala, ya con mi historial. Me mandó antibióticos y utrogestan (progesterona) a partir de miércoles por la noche (ayer) cada doce horas. Una pastilla de doxiciclina y dos de utrogestan, esta última vía vaginal. De todas formas, esta tarde una de las pastillas me la he tomado vía oral, para ver qué tal me sienta. Dicen que se pone vaginal por los efectos secundarios, pero quiero probar porque vía vaginal se me sale mucho y, aunque dicen que es normal porque el cuerpo expulsa la que no necesita, no me llego a fiar del todo. 

Supongo que todas tenemos ese problema y esa duda y, como no me la han mandado inyectable, pues probaré una pastilla de una forma y otra de la otra forma. 

También me programaron la TEC para el próximo lunes, día 20. Deseaba que fuese viernes para descansar el fin de semana, pero bueno.. voy a poner una excusa para no ir a trabajar martes y miércoles, ya que en la clínica no me lo justifican. Veremos qué me invento. No me apetece irme sin descansar, digan lo que digan. 

La TEC es a día 22 de ciclo porque los blastos son de día 5. Tenemos que ir una hora antes para que entonces los descongelen. 

Ahora queda esperar que no surja ningún imprevisto y que mis angelitos se agarren fuerte!!!!!

Será mi última regla?

Hoy vengo a poneos un poco al día de este ciclo.

Al final la regla no se hizo esperar. Dejé de tomar el microdiol el domingo pasado y, según la clínica, en tres o cuatro días me bajaría la regla. En mi caso, ya el día siguiente estuve manchando un pelín. Como dicen que tras el microdiol las reglas son algo raras (poco abundantes) llamé a la clínica para ver si eso ya se consideraba regla o no.

Me confirmaron que sí. Esa misma noche me puse dos parches Evopad 50 en el culete. Cada tres días me los cambio. Anoche hice el segundo cambio ya.

Los días pasan muy lentos para mí. Intento ocuparme la semana para no pensar, pero no se me da bien. Me aburro enseguida y la cabeza empieza a darle vueltas a todo.

Hay días en que me levanto muy positiva y otros… ya se sabe. Quiero pensar en que todo va a ir bien.

Por el momento, creo que los parches no me están dando náuseas ni demasiada retención de líquidos.Además, no sé si os lo dije, pero he cambiado el natalbén (que me sienta fatal) por ovusitol D (que aporta vitamina D y así no me tomo las ampollas de hidroferol). En la clínica no saben nada de esto. Simplemente me dijeron que no dejase de tomar ácido fólico y yo he cambiado de marca. Supongo que no es importante. Yo con esto me encuentro mejor, que para mí es lo que cuenta.

Dentro de una semana tengo revisión, para ver cómo va mi endometrio. Espero que ese día ya programen la transferencia. Tengo en mente que sea el día 17. Me gusta que sea viernes para descansar el fin de semana y por el horario en el trabajo no tendría que pedir permiso, me gusta el número, es una fecha especial para mí.. todo son ventajas. Pero no depende de mis deseos y gustos, claro.

Por otro lado, sigo sin llevar bien los embarazos a mi alrededor. Dos vecinas han dado a luz en lo que va de año y lo llevo fatal.

Me está dando un poco de pereza escribir demasiado en el blog, puesto que los días pasan lentos y sin prácticamente novedades. Pero si os queréis pasar por mi instagram, donde a veces pongo cosas sobre mi estado de ánimo y cómo me encuentro, aquí os lo dejo: looking4ababy

 

Besitos y feliz lunes!

Autorización TEC

Ayer se me olvidó contaos que el lunes fui a mi aseguradora para tener el mano la autorización de la transferencia de embriones congelados. 

Intenté hacerlo por internet, pero no me contestaron en cinco días y no quería volver a agobiarme. 

Si no nos la iban a autorizar, quería saberlo cuanto antes para llamar a la clínica y saber cuánto iba a costarnos. 

Mi madre me acompañó. La verdad es que me dio rabia tener que ir porque me pilla bastante lejos. Pero compensa porque te lo dan en mano. 

Y así fue. Llegamos a una hora en que no había nadie esperando y rápidamente nos fuimos de allí con mi deseado papelito. Pues oye, unos mil euros que nos ahorramos. No está nada mal. 

Había escuchado que hay gente que tiene problemas para que se lo autoricen y por momentos me había preocupado. 

Una cosa menos. Sólo quedaba esperar la regla para empezar a tope y con ilusión!!!

La siguiente pesadilla

He pasado noches teniendo sueños raros de los que ya no me acuerdo cuando me levanto, porque esas pesadillas horribles que hacen que me despierte varias veces por la noche se desvanecen. Así he estado una semana o así, hasta que fui a la acupuntura. Toco madera para que no se repita. 

Pero la pesadilla de la que os dije que os hablaría no es esta, sino de la progynova. 

Esperaba la regla para hoy o mañana, y como soy bastante precavida, el lunes pasado (hace diez días) fui a la farmacia porque tenía un par de horas libres en el trabajo para quitármelo de encima. 

Cual fue mi sorpresa cuando me dijeron que no me lo podían conseguir en ningún laboratorio. Me agobié. Busqué por internet, aunque hay cosas de las que no me fío en las farmacias online. Tampoco se podía conseguir. Uf!

Llamé enseguida a la clínica para ver qué solución me daban, porque en teoría me dijeron que me tomase esas pastillas ya que la meriestra estaba agotada. 

Me dieron nombres de tres parches tipo evopad, de 50. 

Me pasé esa tarde llamando a las farmacias de la zona y no podían conseguir ninguno tampoco. Cambié de zona, hasta 30km a la redonda. Tampoco. Volví a llamarles. Me dijeron que a malas los comprase de 100 en vez de 50 y que me pusiese uno en vez de dos cada cuatro días (que es la dosis que me mandaron). 

Llamé a M agobiada, a ver si cerca de donde él trabaja había opción de conseguir algo. Conseguimos una única caja de evopad 100. Una!!! Pero bueno, ya me daba un margen de unas semanas para seguir buscando. 

Al día siguiente, conseguimos dar con una farmacia a la que le quedaba una caja de evopad 50. Por supuesto, la reservamos! Y al día siguiente pudimos reservar tres cajas más. 

Fueron un par de días de un agobio tremendo. Veía que me iba a venir la regla y yo sin parches que ponerme! Tampoco sabía cuántos tenía cada caja. Por cierto, son ocho. En mi caso, son dos cada tres días. Si se despegan, necesito más. 

En teoría tengo que llevarlos como mínimo hasta que vaya a revisión a las dos semanas de empezar. Algunas ya me han dicho que la cosa se puede alargar incluso los primeros meses de embarazo (siendo positiva) o para otra transferencia (siendo negativa). Así que tener más cajas no está de más. Además, valen muy baratos. La caja de evopad 50 cuesta 2,5€. En cambio la caja de progynova cuesta algo más de 17€ y dura menos tiempo. No sé si los resultados son mejores o simplemente es que es más cómodo por ser pastillas… Lo sabéis? 

En fin, que ya tengo el cajón de la FIV (sí, tengo un cajón) plagado de cajas de medicinas, de parches, de papeles y de todo. Ahora ya, un poco más tranquila.

El raspado

Ya os dije que el viernes tenía el raspado del endometrio, que la doctora me recomendó para aumentar las probabilidades de implantación. 

Normalmente no lo hacen a no ser que haya muchos intentos fallidos, o eso me dijo, dándome a entender que tenía suerte de que me lo hiciesen. 

Yo tengo otra teoría. Creo que se quieren librar de mí. Me tendrán allí por pesada, por preguntona y por quejica. Porque no con todo lo que me dicen estoy de acuerdo. Es mi opinión. Y si se quieren librar de mí y la manera es hacerlo embarazada, yo estoy encantadísisisisima! 

Tenía la cita a la una del mediodía, porque así no tenía que pedir permiso en el trabajo no dar explicaciones de nada. Al ser viernes, podía reposar el fin de semana si no me encontraba bien. 

Como preparación, al levantarme tenía que ponerme vía vaginal una pequeña pastilla con forma hexagonal que me dieron en la clínica en la visita anterior. Esto podía provocarme dolores de regla. Y vaya si me los provocó! Al minuto ya los notaba. Y al irme a clase ya no podía estar sentada del dolor que tenía. No veía el momento de que pasase el día. 

M me llevó al trabajo y al terminar me recogió para venir conmigo a la clínica. Media hora antes me tuve que tomar ibuprofeno y valium. Al ser sin anestesia, esta era mi droga para el dolor. No me hizo nada…

A la 1 en punto estábamos entrando por la puerta. Estaba nerviosa y quería que pasase el momento. Pregunté a la chica de recepción la duración de la prueba y me dijo que unos veinte minutos. 

Al poco me llamaron. M se quedó fuera. Me dijeron que me quitase la ropa de cintura para abajo y me dieron una sábana para ponerme encima al estar en el potro de las torturas. 

Llegó la doctora e intentó tranquilizarme con bromas. Le dije que estaba dolorida desde la pastilla y que el decapeptyl tampoco me había ayudado nada… 

Empezamos. Me tumbé. Me pusieron el aparato ese para mantenerme mis partes abiertas, el mismo que en la citología (cómo se llama eso????) Y eso me hizo daño, así que no me relajé. Me echaron un líquido y me metieron el catéter. Dolor intenso de regla. Muy intenso. Le apreté la mano al enfermero quejándome de que me dolía. Y es que me dolió. Pero de lo que era el raspado no me enteré. Fue la combinación del primer aparato que os he dicho y el dolor de regla intenso. La prueba en sí no duró más de un minuto, pero yo estaba como en tensión, contraída. Creo que si me lo hubiesen puesto bien, no hubiese sido para tanto, porque en las citologías que llevo hechas (que son bastantes) no me ha llegado a doler absolutamente nada. 

Me dejaron en reposo 10 minutos en los que M ya estuvo conmigo. Vinieron a explicarme las pautas a seguir: que podía sangrar, que era normal. Podía dolerme y tomar ibuprofeno si lo necesitaba. Y me explicaron cómo funcionaban los parches al venirme la siguiente regla. 

Todo esto porque yo lo pedí. Sino, me mandan a casa sin contarme nada.  

Al salir de allí ya no me dolía prácticamente nada. Decidimos irnos por ahí a comer porque me sentía mareada. Casi no cené el día anterior y almorcé un plátano solamente. No me apetecía mucho el coche y cocinar en casa. Nos dimos un homenaje en un bar que nos gusta mucho y pillaba cerca. Nos lo merecemos. Especialmente yo.

Iba con una compresa por si sangraba. Y lo hice, pero no mucho. Solo un par de horas y poca cantidad. Dolor cero. Así que ya pasó y prácticamente he olvidado el dolor intenso que sentí. Al ser tan poco tiempo, se puede soportar. 

Ahora sólo espero que todo este proceso haya merecido la pena, ya me entendéis…