Cita post punción

Unos pocos minutos antes de la llegada a la clínica, sonó mi móvil. Un sms de la embrióloga! Nos temblaba todo!!! Era para decirnos que no habían podido biopsiar ninguno más. Seguíamos con los 4 embrioncitos que teníamos dos días atrás.

Cuando entramos a consulta estaban todos súper contentos. Todos menos nosotros. Nos parecían pocos, muy pocos. Y debido a nuestros antecedentes, los nervios los teníamos a flor de piel. El Dr llamó a las enfermeras, para que nos confirmasen que eso estaba muy bien. Hizo subir a la embrióloga (ya le pongo cara a los sms), para que nos confirmase que era una buena cifra. Ya tenemos claro que todo el personal de la clínica conoce la historia de la chica que se puso la mitad de la dosis de medicación y su cuerpo ha reaccionado súper bien.

Parece ser que uno de los embriones con semen de M tiene una pinta espectacular. Pero tenemos que seguir esperando los resultados de PGS. Nosotros, hasta entonces, vamos con pies de plomo a pesar de la alegría que pueda tener el personal de la clínica.

El Dr se jugó una comida con nosotros a que me quedo embarazada. Sinceramente, me juego lo que él quiera.

Dos días antes de la consulta me vino la regla. Íbamos a hacer la transferencia en este ciclo pero, aunque creo que llegamos a tener resultados del PGS, vamos a hacer un ciclo de prueba. Esto es, un ciclo en el que tomaré medicación como si fuese a hacerla, para asegurar que mi cuerpo responde bien y para poder ajustar las dosis si fuese necesario para el siguiente.

Esa noche empecé a tomar Progylutón, solamente las pastillas blancas (lleva también rojas).

Nos dieron muchos ánimos y es cierto que proyectaban alegría. Pero entendían perfectamente que nosotros quisiésemos esperar a saber más datos.

Nos dieron cita para una semana después. A ver qué tal iba todo!

Y cada día tengo más claro que la paciencia no es lo mío. Tendré otras virtudes, pero saber esperar no es una de ellas…

Llegada a blastos

Cada día nos iban mandando sms para decirnos cómo iban nuestros embriones:

El día 14 (día 2 de vida), los nueve embriones seguían dividiéndose.

  • de los 7 con semen de M, 6 eran de muy buena calidad.
  • de los 2 con semen de donante, 1 era de buena calidad.

El día 15 (día 3 de vida), los nueve embriones seguían dividiéndose.

  • de los 7 con semen de M, 4 eran de buena calidad. La cosa ya había bajado el ritmo.
  • de los 2 con semen de donante, 1 era de buena calidad.

Nos avisaron de que el día siguiente no aportaba ninguna información relevante, por lo que no nos llamarían hasta el día 17, cuando nos dirían el número de embriones que biopsiaban.

El día 17 (día 5 de vida), los nueve embriones seguían dividiéndose.

  • de los 7 con semen de M, 3 eran de buena calidad. Así que biopsiaban esos tres.
  • de los 2 con semen de donante, 1 era de buena calidad. Así que biopsiaban uno.

Me quedó la duda de saber qué pasaba con los que no biopsiaban  pero seguían dividiéndose. Pues bien, los dejaban en cultivo hasta el día 7 que era cuando teníamos la cita con el Dr y nos informarían de si habían podido biopsiar alguno más, que igual sorprendía.

En resumen, de momento teníamos 4 embriones en total (uno de ellos con semen de donante) de los cuales tenemos que esperar el resultado del PGS.

Fecundados

Al día siguiente, puntuales a su cita a pesar de ser sábado, llamaron para decirnos que en total se habían fecundado 9, de los cuales:

  • 7 eran con semen de M
  • 2 eran con semen de donante

Como no aguantábamos la espera en casa, nos fuimos a Ikea a dar un paseo, despejarnos y olvidarnos un poco del tema. Además, al día siguiente era mi cumple y eso iba a ser lo más parecido a una celebración que íbamos a hacer.

Hago un paréntesis para decir que la punción estaba prevista para el día de mi cumple, cosa que me hubiese encantado, pero se adelantó a pesar de mi error en la medicación. A veces creo que es el destino, que ese error debió pasar por algo. Quizás con casi el doble de dosis, que aún así era menor que en mis otras estimulaciones, hubiese habido hiperestimulación. No le quiero dar muchas vueltas, puesto que nunca lo sabré.

La esperada llamada nos pilló en el pasillo de los espejos. Me fui corriendo a un rincón por si daban una mala noticia y tenía que echarme a llorar. M venía detrás para observar mi cara y deducir el resultado. Se quedó contento al ver que la tasa de fecundación con su semen era más alta que la del donante. Le hizo sentir bien, lo noté. Y me encantó.

Me dijeron que al día siguiente volverían a llamar, aunque fuese domingo (esto todavía me encantó más porque pensaba que no trabajaban a no ser que fuese una transferencia o una punción, pero la embrióloga me confirmó que sí). Le pedí que me mandase un sms en vez de llamarme, por si estaban con gente y no lo podía coger. Y así lo hizo.

12 de mayo: la llamada

Creo recordar que acabábamos de terminar de comer cuando me sonó el teléfono.

Hasta que llegó el momento, estuve tumbada en el sofá, solamente me incorporé para comer. No me dolía nada, pero tenía muchísimo sueño! Por la tarde sangré un poquito, pero nada que se fuese a salir del salvaslip o que me impidiese hacer vida completamente normal.

Me confirmaron que había once maduros (como en la FIV anterior) y nos dieron dos opciones para la ICSI:

  • 8 para M y 3 para donante
  • 7 para M y 4 para donante

Como la enfermera me dijo que el Dr había sugerido la primera, nos decantamos por esa. Y también recalcó que había ido todo muy bien y que estuviésemos contentos. A partir de ahí, cada día me llamarían para informarnos de cómo iban yendo las cosas.

Esos días fueron los peores. Había que esperar para ver cuántos fecundaban, cuántos llegaban a blastos y (lo peor) el PGS (o DGP) del que todavía estoy esperando el resultado.

En esta clínica hacen el PGS a día 5, cuando en muchas es a día 3, donde los embriones tienen menos células y hacen más daño al quitar alguna para analizar. No es lo mismo quitar una célula a un embrión que tiene entre 6 y 8 que quitarle dos a uno que tiene más de cien. Lo que pasa es que el análisis genético a día 3 te da el resultado en un par de días y el de día 5 en un par de semanas, es más preciso.

La parte mala es la espera…!

Punción parte II

Lo dicho, en un rato fue el Dr a la habitación donde yo me estaba recuperando del mareo y nos confirmó que habían sacado 19 ovocitos, unos cuantos más de los que habíamos estado viendo en las ecografías de control, por lo que tenía pinta de que habría varios inmaduros, pero que estaba muy bien.

Cada cinco minutos iban pasando enfermeras para ver qué tal me encontraba. Del pobre de M pasaban un poco. La importante, la protagonista, era yo en todo momento y me mimaron un montón.

Al poco rato, al ver que no me dolía nada, me quitaron la vía para que estuviese más cómoda. Además, me trajeron algo para desayunar/almorzar: Un chocolate caliente, un zumo, agua, queso, rosquillas y una magdalena. Me tomé el chocolate y el queso y probé la magdalena. Dejé de comer por si no toleraba la comida tan pronto y me pasaba algo. Me noté un poco débil, así que decidí parar.

Debí estar allí unas tres horas, desde que entramos por la puerta de la clínica hasta que nos fuimos. El Dr volvió para decirnos que durante la tarde nos llamarían para ver cuántos había maduros y para que decidiésemos cuántos fecundaban con semen de M y cuántos con semen de donante, que era lo que habíamos acordado para probar en este ciclo algo diferente.

Nos deseó mucha suerte, nos dijo que todo iba a salir bien (tanto él como todo el equipo fueron muy atentos). Así que me vestí y nos fuimos a casa. Ya estaba todo lo que podíamos hacer nosotros. Nos habíamos puesto en sus manos!

12 de mayo: Punción – Parte I

Ese día teníamos la punción a las 10, por lo que nos citaron media horita antes para prepararnos y tal.

A las 8 de la mañana fuimos a darnos una sesión de acupuntura, especialmente para que yo me relajase, porque debido a mi fallo en la administración de las dosis no las tenía todas conmigo.

En esta clínica las cosas son algo diferentes a la otra, por lo que si habéis leído mis anteriores punciones (buf, ya llevo terreno recorrido en esto de la Reproducción asistida) podréis comparar un poco.

Cuando llegamos, nos metieron a una habitación al lado de los quirófanos y muy lejos de donde van las parejas a una cita normal o una revisión. Nos dieron bata, gorro y patucos de esos azules (ya parece que son de toda la vida).

M se sentó en una silla y yo tenía una camilla con ruedas para mí. Me pidieron que me desvistiese de cintura para abajo y dejase libre los brazos para ponerme la vía. Si quería quitarme toda la ropa, pues toda. Yo me dejé puesto el sujetador, porque ese día no llevaba camiseta interior. Me puse la bata encima y los patucos sobre los calcetines.

Al poco tiempo vino una enfermera a ponerme la vía. Ya había llegado a sus oídos lo difícil que lo estaban poniendo mis venas. Fue súper amable y no pinchó hasta que no estuvo segura. Y la pilló a la primera!! Ya me enchufaron el gotero con ibuprofeno y a esperar a que el Dr y el resto del equipo estuviesen listos.

Al poco tiempo vinieron a por mí y se llevaron a M a que dejase la muestra. (Aunque en la cita anterior ya nos confirmaron que la congelada era válida y los espermatozoides móviles habían aumentado mucho desde la última. Será por el Seidiferty?)

Me llevaron en la misma camilla, solo que más recostada. Cuando llegué me atontaron un poco con lo que sea que hubiese en el gotero (me cambiaron el ibuprofeno por otra cosa que hizo su efecto en un segundo). No estaba dormida del todo como en las otras punciones, solamente atontada, como si la cabeza me diese un poco de vueltas, pero totalmente consciente del proceso.

Me pareció muy bonito verlo. El Dr me explicaba cada paso y las enfermeras me decían lo bien que iba. Notaba un mini pinchazo prácticamente indoloro de vez en cuando, creo que en total tres. Pero vamos, no es dolor. Y ver en la pantalla cada cosa que pasa merece mucho la pena. Me dijeron que si notaba dolor me dormían, no había problema en eso. Y en cada momento me preguntaban si quería hacerlo.

Debió durar algo menos de media hora, pero el extraer los ovocitos mucho menos, porque también estuvieron un tiempo para prepararse, hablar conmigo, comprobar luces, que estuviesen listos los biólogos…

Al acabar, antes de llevarme a la habitación de nuevo, me dijeron que habían sacado 19, pero que me lo iban a confirmar en un rato antes de irme.

 

 

….Sigo en otro post!

Cuarta eco de control + susto incluído

Ya vamos por el 10 de mayo (día 9 de ciclo y día 8 de estimulación).

Los días se me pasaron volando, probablemente porque tenía mucho trabajo. De ahí que no actualizase tanto como me gustaría. Incluso al día siguiente tenía una excursión, de la que informé en la clínica porque tenía que inventarme una excusa si no iba y necesitaba tiempo si tenía que “dejarles tirados” a última hora. Lo primero era lo primero. Eso lo tenía más que claro. Y si no podía ir, pues nada. Pero quería decirlo con tiempo de que buscasen a alguien.

En la cita anterior me confirmaron que no había ningún problema en que fuese, así que no tuve que inventar absolutamente nada. Fui a la excursión, eso sí, sintiéndome algo pesada. No me cansé mucho y lo pasé genial. Además, servía para mantener la mente ocupada, que en estos momentos me venía súper bien!

Al potro! Esta vez 11 folículos en un ovario y 4 en otro. Bueno, alguno más había, pero de menor tamaño. La cosa ya estaba lista! Ese día ya iban a ser los últimos pinchazos con mis súper jeringuillas! El Dr me dijo que al llegar a casa me pinchase Saizen, Gonal y Cetrotide y por la noche me pusiese Procrin, que me facilitaron en la misma clínica ya con la dosis puesta en una jeringuilla.

Tenía una duda que le comenté al Dr. Y es que todavía seguía con el primer Gonal que me compré, cosa que me extrañó mucho porque, a pesar de que la estimulación fueron pocos días, iba incluso a sobrarme cuando me pusiese la última dosis.

Fue entonces cuando le hablé al Dr de mi descubrimiento en cuanto a agujas se refiere. Y ahí caímos en la cuenta de lo que estaba pasando!!! Las jeringuillas que vienen en la caja de gonal (porque el mío no es con pluma) tienen la medida en unidades internacionales, en cambio, las que yo me compré lo llevan en mililitros.

En la consulta buscamos en Google e hicimos una regla de tres. Resulta que me había estado poniendo 120 ml en vez de 200 ml. Casi me caigo de la silla, me echo a llorar y yo qué sé más!! No me podía estar pasando eso a mí!!! Por quéééééé´??????

El Dr intentó tranquilizarme, pero debió ver mi cara de pánico. Creo que el único motivo por el que no lloré fue porque antes de darnos cuenta del fallo me dijo que todo había salido muy bien y me habían programado la punción.

Sabéis? El Dr a veces cuenta anécdotas de otrxs pacientes cuando voy a consulta, sin decir nombres, por supuesto. Pues creo que ahora mi anécdota la deben saber ya todos los pacientes/ doctorxs/ enfermerxs/ Biólogxs… Sé puede ser más retarder (palabra que dicen mis alumnxs últimamente y me encanta)???

 

 

 

…..En fin, punción programada para el 12 de mayo por la mañana!

Tercera eco de control

Me quedé en el 8 de mayo (día 7 de mi ciclo), que fue el día de mi tercer control de folículos. Todo siguió más o menos igual. Esta vez contaron 10 en un ovario y 6 en otro. (Los folículos pueden cambiar de ovario??)

Esta vez ni intentaron sacarme sangre, no se atrevieron a intentar romperme más venas. Seguía con las manos algo moradas de los intentos de la cita anterior. Y eso que lo intentaban con agujas de bebé que son más finitas!

A todo esto, se me olvidó contaos que en esta estimulación descubrí que existen jeringuillas con agujas más finitas que entran prácticamente solas! Qué comodidad por dios!!!

Cuando me dieron el Saizen en la clínica, me dieron un sobre con unas cuantas y, al acabarse, me compré más en la farmacia. Cuando pensé que con Gonal tuve problemas para pincharme en la segunda FIV, no me lo pensé y fui a por más munición. Qué podía pasar por cambiar de jeringuilla por una que entra mejor? (Sí que pasa, sí). Ya os contaré.

En esta cita, añadimos Cetrotide a la pauta de medicación, porque ya estaba la cosa marchando rapidito. Una enfermera apuntaba las medidas de cada uno de los folículos. Esto os parecerá normal a muchas de vosotras, os resultará familiar cuando pensáis en vuestros controles. En cambio, en mi caso no fue así para nada. En las anteriores, ni me dejaban mirar la pantalla, ni me decían cuántos folículos tenía, ni mucho menos las medidas. Solo si yo preguntaba me decían si la cosa iba bien o mal. No exagero, fue así. Y no le di importancia hasta que me percaté de que muchas de vosotras sabíais estos datos. Ahora ya, a toro pasado, me siento algo tonta por no exigir cifras.

La pauta seguía sin variar las cantidades de Gonal y Saizen, y el Cetrotide me lo pinchaba en la pierna como las veces anteriores.

 

 

De aquí a esperar a la siguiente cita en un par de días!

Empezamos la estimulación

Buenas tardes!

Por fin tengo un ratito para sentarme en el ordenador y contaos qué tal fue la estimulación. Me quedé en el primer control antes de empezar a pincharme nada, donde el Dr contó unos 15 folículos en total.

El día 6 (día 5 de mi ciclo), ya pinchándome Gonal durante tres días, fue el segundo control.

En esta consulta, había 9 folículos en un ovario y 7 en otro. Sí, parece que un ovario no quería trabajar tanto como el otro.

Aprovechamos la visita para que M dejase una muestra para congelar, por si el día de la punción pasaba cualquier cosa y quedarnos tranquilos.

En teoría, en esa consulta me iban a sacar sangre para mirar qué tal andaban mis hormonas. Pero resultó imposible. Mis venas estaban más que escondidas y, después de hacerme polvo los brazos y las manos, el Dr dijo que haríamos una excepción y pasábamos de las analíticas hasta el día de la punción.

Me dio rabia, porque para una vez que quieren hacerme tanto control, voy yo y no puedo. Haciendo honor a la verdad, en un brazo sí que vieron una vena de la que podrían sacarme, pero la reservaban para el día de la punción, que ese día me tenían que poner la vía sí o sí.

Mi pauta de medicación seguía siendo la misma y el Dr estaba muy contento con mi respuesta ovárica:

100 ml de Saizen

200 ml de Gonal

…Próxima eco de control en dos días!!!

Regla de mayo

Contra todo pronóstico, y digo esto porque esta vez no me lo esperaba, mi regla de mayo se adelantó un día y vino conmigo el día 2. Para empezar bien el mes, sí señor. 

Fue una regla muy poco dolorosa y no duró muchos días. La mañana siguiente llamé a la clínica, ya que manché después de cenar y no sé si me hubiesen cogido el teléfono. Tampoco me pareció importante esperar unas 12 horas. 

Me dieron cita ese mismo día por la tarde para hacerme una analítica basal, esto es, para ver los parámetros hormonales, los cuales estaban dentro de la normalidad. 

En esta misma consulta me dieron las pautas de medicación:

  • Seguir inyectándome saizen cada noche.
  • Empezar esa misma noche (a día 2 de regla) con 200 de gonal. Esto era diferente en las otras fiv de la clínica anterior, pues empecé a pincharme más tarde (a día 3) y la dosis solía ser 225. 

También me dijeron que estaba perfecta, que se veían ya unos 9 folículos en mi ovario izquierdo y 6 en el derecho. La cosa pintaba muy bien. 

Me dieron cita para dos días más tarde, a ver si todo iba como estaba previsto y por si había que modificar las pautas de medicación que habían establecido para mí.

Os seguiré contando. 

Sé que hace días que no actualizo, pero hay días y temporadas en que me viene un poco mal. Aún así, cuando puedo dejo entradas programadas para contaos mi experiencia por si puedo ayudar a alguien con ella. 

Una cosa sí os adelanto. Me ha sobrado una caja de gonal 1050. Sin abrir! En la farmacia no me devuelven el dinero, claro. Si alguien la necesita, decídmelo por favor!

Un saludo y mil gracias.