Mal viernes

Buenos días!

Como el fin de semana nos fuimos a Valencia, no os conté cómo acabó mi jornada laboral. Y es que no tuve un buen día.

Parecía que estaba de mal humor. Normalmente, en clase soy muy paciente (aunque luego no tengo nada de paciencia), pero el viernes ya debía tener el cuerpo raro porque se aproximaba la regla y un resfriado. Acabé poniendo dos partes de amonestación, que he puesto uno en todo el curso. Yo que solamente los pongo cuando creo que me están tomando el pelo.. dejé a dos chiquillos llorando como magdalenas. Fue su culpa, está claro, pero yo me voy a casa hecha polvo cuando pasan estas cosas..

El caso, que cuando me disponía a irme a casa a comer después de un largo viernes de trabajo, había una señora esperándome junto al conserje. Cuando me acerqué, pensando que era un familiar de algún alumno/a mío/a, descubrí que era la persona a la que estoy sustituyendo allí. Me quedé muerta cuando me dijo el nombre y me temí lo peor.

Pues estaba yo bien encaminada. Con la crisis como está, aunque Rajoy siga diciendo que nos estamos recuperando, a esta mujer la han hecho pasar por tres tribunales médicos, que decidirán si está para volver al trabajo o no. Parece ser que ha agotado el tiempo de baja y, aunque está para que le den la invalidez y no volver nunca, no está la cosa clara.

Esta señora, que calculo que rondará los cincuenta, tiene una pérdida auditiva del 95% en un oído y el 87% en el otro. Vamos, un disparate para estar en un aula si le añadimos que esta pérdida le produce vértigos. Pero claro, eso los tribunales no sé si lo valorarán. Además, está con una depresión de caballo tras haber perdido a su hija a causa de un cáncer hace unos tres años (desde entonces, ha estado de baja).

A pesar de todo esto, el tribunal puede decidir que intente volver al trabajo y que yo vuelva al paro, aún sabiendo que esta señora no va a durar en un aula más de dos o tres días a causa de los mareos que esto le va a producir. Pero yo para entonces ya habría vuelto a la bolsa, quién sabe cuándo y dónde volverían a llamarme (si lo hacen) y cuánto tiempo pasará hasta que vuelvan a cubrir su baja y los alumnos tengan profesor.

Estoy desde entonces nerviosa, esperando que un día de estos me llame el director para contarme la decisión del tribunal. Mientras tanto, no sé si hacerme a la idea de que me voy o esperar que nada cambie y sentirme más cómoda otra vez…

Que siga bien vuestra semana!!!

Muaks!

Anuncios

4 pensamientos en “Mal viernes

  1. Te deseo muchísima suerte. A ver si las cosas funcionan bien y deciden lo que sería lo más lógico, dar la invalidez a esta pobre señora y sacar la plaza a concurso, deseando evidentemente que la ganes tú. Un beso guapa y ánimo! Espero que pronto sepas el resultado y al menos quitarte ese runrun

  2. A un familiar mio le hicieron algo muy parecido los del tribunal medico. No tienen corazón y hablo ya no por ti, que también, sino por esa pobre mujer que tiene depresión y una sordera importante y lo más lógico sería que no la obligasen a volver a trabajar y que te dejasen el hueco a ti que eres joven y puedes hacerlo perfectamente. Pero lo dicho, por la experiencia de este familiar muy muy directo mio, te puedo decir que creo que no tienen corazón.
    Animo y mucha suerte a ver si la mantienen con la baja y puedes seguir poniendo amonestaciones! Jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s