La amistad

Hoy, que sigo algo chof, quiero dedicar este post a la amistad.

No considero que tenga muchos amigos y quienes me habéis seguido desde el principio lo sabréis. A pesar de todo, prefiero tener alguno bueno que un montón que no valen la pena y que me fallen a la primera de cambio. Yo no me esfuerzo en ser buena o en comportarme bien, eso sale solo si la otra persona te importa.

image

Soy muy detallista. Jamás olvido un cumpleaños o una fecha que haya significado algo para mí. Eso no solo me pasa con mi pareja, si no también con amigos, familia, alumnos… Recuerdo la ropa que llevaba en los momentos que recuerdo con nostalgia o cariño, los gestos de la gente, comentarios de afecto, detalles que han tenido conmigo.. Pero si alguien me falla, lo recuerdo de la misma manera, aunque con tristeza en la mayoría de ocasiones, sobretodo si valoro a la persona que lo hace.

Con esto no pretendo echar nada en cara a nadie. Si alguien me ha fallado o me ha faltado cuando le he necesitado, será que no me quiere en su vida. Hay gente despistada, un poco desastre incluso. Hasta ahí, bien, lo comprendo. Pero si de verdad te valoran, finalmente te buscan.

image

No puedo contar las veces que me he tragado el orgullo con personas que me han fallado las mismas veces y,sinceramente, no puedo asegurar que no lo vaya a volver a hacer. Soy así de tonta. Tropezaré, me caeré, me hundiré y espero poder recuperarme después de todo. Así es el ciclo de mi amistad.

Aún así, algún amigo hay. O al menos yo lo considero así. En particular, hoy hace varios años que conocí a un buen amigo y, aunque nunca nos hemos visto en persona, valoro mucho que esté ahí cuando hace falta. Sé que no me va a leer porque no sabe el nombre de mi blog. A lo mejor algún día se lo digo y lee estas líneas.. Si es así, espero que se alegre de aparecer por aquí.

En fin, que en la vida es importante tener amigos, pero creo que es imprescindible saber ser un buen amigo.

image

Anuncios

8 pensamientos en “La amistad

  1. Yo he aprendido a gestionar esas emociones, cosa que me ayuda a ser feliz. Mi truco es gestionar a través de círculos, cuanto más me ha demostrado esa persona que lo merece, más cerca del centro está. Después también uso el equilibrio…

    Somos humanos y todos fallamos, igual que me faltan a mí, puedo faltar yo. Así que el modo equilibrio me ayuda a saber mejor en qué círculo pongo a la persona y me da como “bonus” por los que me puedo perdonar mis fallos. Procuro no tener, pero reconozco que con mis hormonas es difícil tratar conmigo…

  2. yo he pasado por algo parecido… cuando te conviertes en mamá ademas te das cuenta de que hay gente que va a otro ritmo (completamente normal) y que no puedes seguirles. yo hay gente que he “medio perdido” y sinceramente, lo entiendo aunque me duela!

  3. Nosotros también somos de tener pocos pero muy buenos amig@s. Algun@s se han ido quedando en el camino pero tengo claro que era porque no se merecían estar a nuestro lado. Por eso me siento súper orgullosa de mis amistades y de cómo yo soy con ellas.

  4. Yo no tengo muchas amigas. Las cuento con los dedos de la mano, y colegas muchos! Pero incluso he tenido amigas amiguísimas que al final han dejado de serlo por no gustarme ciertas cosas. Y lo tengo muy claro… para tener personas indeseables en la vida, no hay tiempo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s