Mi segunda punción

Qué cosica me da darme cuenta de que hemos perdido completamente la inocencia en esto de los tratamientos de fertilidad y reproducción asistida. 

Os cuento ahora cómo fue ayer la punción, antes de que se me olvide y ahora que estoy en reposo relativo, coincidiendo con las fiestas del pueblo donde trabajo. Me viene genial descansar.

Llegamos a la clínica justo a la 1, cuando nos dijeron que tenía que ingresar. Una chica nos acompañó a la habitación 417, donde nos tocó esperar a que alguien viniese unos minutos después a darnos instrucciones. 

Vino una enfermera a decirnos que habían decidido que M dejase ya la muestra (mañana os cuento en otro post el contratiempo que tuvimos con esto) y le dejó el botecito, unos guantes y una esponja. Tardó mucho en conseguir dejarla. Se puso nervioso y no salió casi nada. Por supuesto, esto nos preocupó hasta el final del día. Sobre las 15.20 vinieron a llevarse la muestra.

Me dijeron que estuviese preparada con la bata y sin ropa sobre las 15.30 que vendría el celador a recogerme. Y eso hice. 

Un cuarto de hora después de la hora prevista, me recogieron. Vaya celador! Casi me estamos varias veces!! Encima, como soy más larga que la camilla, me tengo que encoger mucho y es incomodísimo! 

Me dejaron en la puerta del pequeño quirófano donde hacen las punciones hasta que acabó la chica que iba antes que yo. Parece que éramos tres ayer por la tarde y yo era la última. Esperé tumbada en la camilla en la puerta y sola una media hora. Qué largo se hace! Miraba los relojes de las enfermeras cuando pasaban a preguntarme si estaba bien, por eso sé que estuve media hora ahí. 

Al entrar, me pusieron la vía para la anestesia general, que es lo que allí utilizan. En la primera punción me la pusieron en la mano derecha y no me dolió nada. Ese doctor fue muy cuidadoso, pero ayer.. ay ayer!! Qué horror! Intentó en el brazo derecho. Me clavó la aguja con el alma, me la removió una y otra vez y yo retorciéndome del dolor!! No cogía la vena. Probó en la mano derecha y el dolor fue aún peor. Intentaba clavar más y más profundo y yo casi llorando. No lo consiguió. Al final, después de varios intentos y un rato horrible (de lo peor de mi vida) lo consiguió en la mano izquierda. Acabé con los brazos llenos de sangre y esparadrapos! 

Me dormí rápido, pero lo de la vía tardó otra media hora. M ya estaba preocupado en la habitación. 

Me subieron al acabar y me encontré bien y esoabilada enseguida. No sangré ni nada. 

Al rato subieron a desenchufarme el gotero y darme agua. Estaba más seca que la mojama, desde las 7 de la mañana sin beber agua (once horas sin probar absolutamente nada). 

Poco después me dieron un zumo para merendar, a ver si toleraba bien el líquido antes de pasar a comer algo sólido. 

Entonces vino la chica del laboratorio (esta era maja) y nos dijo que habían sacado 14, de los que 11 eran maduros. Lo puse en instagram, no sé si lo habréis visto. Nos dijo que hoy nos dirían cuántos fecundaban y también que habían usado la muestra de semen en fresco que M dejó, que estaba bastante bien. Ole! 

Me dieron de cenar. Tenía un hambre!! Una ensalada, pollo con verduras y una natilla. Seguramente no estaba muy allá, pero mi estómago vacío lo agradeció mucho. 

Fui al baño varias veces, de toda el agua que me estuve bebiendo y no sangré ni nada. Me dejaron un nolotil por si tenía dolor, pero no me lo tomé. 

Sobre las once de la noche, me dieron una infusión y me puse el utrogestan, que tengo que ponerme tres veces al día. De vez en cuando me tomaban la temperatura y la tensión. Todo ok.

Esta mañana me han llevado el desayuno, pero he pasado un poco. Era un café y magdalenas (que me he traído a casa). M y yo hemos ido a desayunar por ahí (vease mi foto de instagram qsmami) y ahora ya estamos en casa. Yo descansando y él trabajando hoy desde aquí. 

A la vez que el desayuno ha venido el enfermero a decirme que si me encontraba bien me podía marchar cuando quisiese. Como ya estábamos vestidos, hemos salido pitando. Nos ha dicho que nos llamarían hacia el final de la mañana para ver cuántos habían fecundado. Si eran pocos, haríamos la transferencia a día 3, para no arriesgar. Si eran bastantes (teníamos once) iríamos a día 5, para ir a por los mejores. 

Próximamente, la llamada..

Anuncios

5 pensamientos en “Mi segunda punción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s