12 de mayo: Punción – Parte I

Ese día teníamos la punción a las 10, por lo que nos citaron media horita antes para prepararnos y tal.

A las 8 de la mañana fuimos a darnos una sesión de acupuntura, especialmente para que yo me relajase, porque debido a mi fallo en la administración de las dosis no las tenía todas conmigo.

En esta clínica las cosas son algo diferentes a la otra, por lo que si habéis leído mis anteriores punciones (buf, ya llevo terreno recorrido en esto de la Reproducción asistida) podréis comparar un poco.

Cuando llegamos, nos metieron a una habitación al lado de los quirófanos y muy lejos de donde van las parejas a una cita normal o una revisión. Nos dieron bata, gorro y patucos de esos azules (ya parece que son de toda la vida).

M se sentó en una silla y yo tenía una camilla con ruedas para mí. Me pidieron que me desvistiese de cintura para abajo y dejase libre los brazos para ponerme la vía. Si quería quitarme toda la ropa, pues toda. Yo me dejé puesto el sujetador, porque ese día no llevaba camiseta interior. Me puse la bata encima y los patucos sobre los calcetines.

Al poco tiempo vino una enfermera a ponerme la vía. Ya había llegado a sus oídos lo difícil que lo estaban poniendo mis venas. Fue súper amable y no pinchó hasta que no estuvo segura. Y la pilló a la primera!! Ya me enchufaron el gotero con ibuprofeno y a esperar a que el Dr y el resto del equipo estuviesen listos.

Al poco tiempo vinieron a por mí y se llevaron a M a que dejase la muestra. (Aunque en la cita anterior ya nos confirmaron que la congelada era válida y los espermatozoides móviles habían aumentado mucho desde la última. Será por el Seidiferty?)

Me llevaron en la misma camilla, solo que más recostada. Cuando llegué me atontaron un poco con lo que sea que hubiese en el gotero (me cambiaron el ibuprofeno por otra cosa que hizo su efecto en un segundo). No estaba dormida del todo como en las otras punciones, solamente atontada, como si la cabeza me diese un poco de vueltas, pero totalmente consciente del proceso.

Me pareció muy bonito verlo. El Dr me explicaba cada paso y las enfermeras me decían lo bien que iba. Notaba un mini pinchazo prácticamente indoloro de vez en cuando, creo que en total tres. Pero vamos, no es dolor. Y ver en la pantalla cada cosa que pasa merece mucho la pena. Me dijeron que si notaba dolor me dormían, no había problema en eso. Y en cada momento me preguntaban si quería hacerlo.

Debió durar algo menos de media hora, pero el extraer los ovocitos mucho menos, porque también estuvieron un tiempo para prepararse, hablar conmigo, comprobar luces, que estuviesen listos los biólogos…

Al acabar, antes de llevarme a la habitación de nuevo, me dijeron que habían sacado 19, pero que me lo iban a confirmar en un rato antes de irme.

 

 

….Sigo en otro post!

Anuncios

2 pensamientos en “12 de mayo: Punción – Parte I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s