12 de mayo: la llamada

Creo recordar que acabábamos de terminar de comer cuando me sonó el teléfono. Hasta que llegó el momento, estuve tumbada en el sofá, solamente me incorporé para comer. No me dolía nada, pero tenía muchísimo sueño! Por la tarde sangré un poquito, pero nada que se fuese a salir del salvaslip o que me impidiese […]