Tratamiento de agosto

Buenas!!

Os debo una entrada ya sobre el tratamiento al completo. No he podido ir por pasos pero bueno, para el caso…

Mi regla vino el 11 se agosto. Una cosa rara ya de primeras porque la última pastilla anticonceptiva me la tomé el 10 por la noche. Cómo leches sabía mi cuerpo que era la última??

El día 13 (o 12, no recuerdo. Sé que era lunes) fui a la clínica para ver si empezaba con la medicación ya. Aunque era ciclo natural, mandan otro tipo de medicación más flojita y menos cantidad.

Aquí lo llaman ciclo natural porque esperan que con esa dosis se consigan máximo tres ovocitos. De esos ya a intentar fecundar y tal.

El caso es que mi cuerpo reaccionó súper bien a la medicación y había muchos más. Lo peor fueron los pinchazos porque eran en el culete y me los tenían que poner en el hospital o alguna clínica. En plenas fiestas y agosto estaba casi todo cerrado y he tenido que desplazarme un montón de veces.

En la clínica me explicaron que si quería que me sacasen más de tres, sabiendo ya que los había, teníamos que pasar a fiv. Con la palabra pasar me refiero a pagar, puesto que cuesta el doble. Lo único es que no cobran las ecografias. Al final lo estuvimos meditando y les dije que si iban a ser cuatro pues no, pero que si eran más sí.

Fuimos a la punción cuando el doctor que me trata volvía de vacaciones. Lo teníamos programado para que fuese él quien me la hiciese, las ecos fue otra doctora pero le iba mandando WhatsApp’s para pedirle su opinión de todo también.

Todo genial y rápido. En un ratito me fui a casa a descansar y al rato me llamaron para decirme que había seis maduros. Tenía que decidir en ese momento si fecundaban todos o solamente tres, por el tema de pagar..,

Me vino bien esa información porque yo pensaba que no tenían en cuenta si eran maduros o no. Seis era el doble y no queríamos perder oportunidades, así que dimos el visto bueno.

Día 1: nos llaman para decirnos que los seis habían fecundado y eran de buena calidad.

Día 2: los seis siguen adelante y me programan la transferencia para el día siguiente.

Día 3: la transferencia. Allí me cuentan que hay un embrión muy bonito y sin fragmentación y dos con un poquito pero que se seguían considerando de calidad A. Me ponen los dos mejores y congelan el otro. Uno se había parado y los otros dos los dejaban en cultivo hasta día 5 porque tenían alguna célula menos. Finalmente los perdimos.

Me fui a casa contenta y cagada de miedo por llevar dos vidas dentro de mí, ni mas ni menos, éramos tres en una. Qué sensación!

Pasé una betaespera con altibajos. Me sentía bien, animada, positiva. A veces culpable porque no tomaba a la peque tanto como me gusta o no hacía el 100% de las cosas con ella. Por su bien, para darle un hermanito o hermanita (o dos, quién sabe). Con El Paso de los días me di cuenta de que no tenía síntomas de nada, aunque con Noelia tampoco tuve. Me daba bajón, al rato subidón… lo único eran unos calores,,, pero claro, es que en agosto o principios de septiembre lo que se dice frío, no hace.

Tenía la beta programada para el 10 de septiembre, el primer día de clase con alumnos. Cual fue mi sorpresa que al levantarme el día 8 (domingo) vi algo de sangre. De implantación? Tan tarde? Con Noelia tuve pero días antes. No sé, igual no era nada. Conforme avanzó el día el sangrado fue a más. Ya era rojo. No había dolor de regla pero para mí que era regla.

Me supo mal avisar al doctor un domingo y esperé al lunes 9 para llamar y pedir que me adelantasen la beta. Pese a que muchas chicas me han dado ánimos y contado historias parecidas con final feliz, no quería hacerme ilusiones. Allí me dijeron que también podía ser un hematoma (por si a alguien le pasa).

Al rato me llamaron para decirme que era negativo (la beta era casi 0) y, por los niveles de estradiol, era la regla.

Hablé con el doctor, que me dijo que el otro embrión me estará esperando para cuando me sienta preparada. Ahora mismo no lo estoy.

Ese campeón puede ser un miembro más de nuestra familia y quiero estar al cien por cien para recibirlo. De momento damos un descanso a la medicación y seguiremos haciendo los deberes por si suena la flauta. Estoy dándole vueltas a usar los TO o no. Lo mismo me obsesiono demasiado y me estreso.

También quiero disfrutar de Noelia, achucharla y estar con ella como se merece. La adaptación a la escuela infantil nos está costando, aunque ya estuvo el curso pasado. Hoy, de momento, y mañana, alerta roja. El dana ha hecho que estemos los tres en casa. M trabaja desde aquí porque la carretera está fatal. Noelia y yo tenemos cerrados los coles. Pues a aprovechar y mimarnos mucho.

Tengo el negativo asimilado, pero todavía me da bajón y ganas de llorar cuando lo pienso. Es normal. Dos oportunidades se han ido. Esperemos que la que nos queda no se nos escape.

Un pensamiento en “Tratamiento de agosto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s