Mejorando óvulos

Me paso por aquí para contaos que sigo tomando (mejor dicho, pinchándome) saizen para mejorar la calidad de mis óvulos, haga o no falta. Como no perdemos nada por intentarlo … 

Llevo haciéndolo desde hace tres semanas y, como os dije, lo haré hasta unos días antes de la punción. 

Me pincho fácilmente gracias a las jeringuillas que encontré con la aguja más fina. Menudo descubrimiento!! Creo que para el Gonal me voy a comprar más y voy a pasar de las que vienen en la caja.

No he tenido efectos secundarios ni me he hinchado más de lo normal. Eso sí, recuerdo que el doctor me dijo que se suele perder peso y a mí me ha pasado al contrario. He ganado un kilo y medio o así (o algo más o menos dependiendo del día). Tampoco sé si el ovusitol D influye en esto, ya que he doblado la dosis. Y también sigo con las pastillas de coenzima q10 que compré en el herbolario. 

Tengo ganas de que pasen los días y me venga la regla. Está previsto que sea en una semana. Y de empezar con la estimulación para ver cómo va reaccionando mi cuerpo. 

Ojalá está sea la buena! Mucha fuerza para todas y mil gracias por seguir mi historia!!

Segunda visita

Con este post ya creo que me pongo al día con respecto a las visitas! Oh yeah!

El día 24 tuvimos la segunda visita en la nueva clínica. Ese día ya dijimos que sí a lo que será nuestra próxima FIV-ICSI+DGP con una parte de semen de donante. Nos volvieron a explicar todo con detalle y nos dieron el plan de medicación.

Primero nos hicieron serologías a los dos, que eran ya de hace casi un año y, como en todas las clínicas, han de ser más actuales. Aprovechando que me sacaban sangre, me hicieron a mí un análisis de hormonas. Me pareció raro que en la clínica anterior no me pidiesen uno, ya que el que yo les llevé no era demasiado reciente y podía haber variado algo, pero bueno.. yo agradecida de un pinchazo menos! Todavía no tengo los resultados, pero mañana escribiré para preguntar por ellos. Imagino que no habrá nada raro si no me han llamado.

La chica que me sacó sangre se portó genial conmigo. Mucha paciencia! Como tengo las venas muy finas, utilizó una aguja con la que sacan sangre a los bebés! 😀 Dolía menos! Y como en el brazo no se veía mucho, lo hizo en la mano. Me sentí joven! jajaja

Luego ya pasamos con el doctor a consulta y dejamos claro lo que haríamos a continuación. Estuvimos otra vez casi dos horas allí. También me hizo una eco y vimos que estaba ovulando. Contó los folículos y parecía que todo estaba bien.

En este ciclo, ya he empezado a tomar hormona del crecimiento. Quien dice tomar, dice pinchar. Pero lo llevo bien, parece que le he pillado el truquillo. Me pongo muy poca cantidad. Hay estudios recientes que afirman que esto mejora la calidad de los óvulos, así que (aunque es carete) probamos. Todo este ciclo me estaré pinchando.

Y ya al que viene empiezo con Gonal y Cetrotide. En eso ya os contaré, porque no me han dicho aún las dosis, pero supongo que será parecido a las otras veces, porque ha ido bien.

Estoy ilusionada, la verdad. Ambos lo estamos, tenemos fe en este nuevo tratamiento.

Saldrá bien, saldrá bien, saldrá bien!!!!

Nueva clínica: primera visita

En la entrada anterior, resumí un poco lo que hemos pasado últimamente y cómo hemos llegado a parar a la nueva clínica donde, todo sea dicho, estamos muy contentos.

El día 11 de marzo tuvimos una “primera visita”. Pongo las comillas porque, como os dije, hace casi dos años que estuvimos allí y nos contaron cómo funcionaba todo y lo que seguramente necesitaríamos.

Ahora tenemos ventaja. Llevamos toda nuestra historia. Pasamos la tarde anterior comprando una carpeta y metiendo cada prueba ordenada cronológicamente en fundas para facilitar el trabajo al Doctor. Fue el mismo que la otra vez. Se acordaba de nosotros, aunque no de nuestros problemas. Y nosotros de él, claro.

Estuvimos allí como dos horas, pensando alternativas y decidiendo posibles tratamientos. No podíamos volver a caer en lo mismo. Hay algo raro y no sabemos qué es, pero lo vamos a averiguar.

No quiero contaos mucho rollo porque quizás os aburra si no es vuestro caso, aunque si os sentís identificadas o tenéis curiosidad por la clínica (no voy a decir nombres, creo que es mejor así) podéis escribirme tanto por email como por Instagram y os cuento con detalle lo que necesitéis.

En definitiva, lo que vamos a hacer primero es preparar mi cuerpo. Llevo ya un ciclo tomando vitaminas, doblando la dosis de ovusitol  y M con pastillas para mejorar el esperma antes de la muestra.

En el siguiente ciclo me pincharé Saizen, con el objetivo de mejorar la calidad de mis óvulos antes de la punción, que será en el siguiente ciclo. Ya está planificado para mediados de mayo (mi cumpleee!).

Y bueno, haremos DGP, pero algo diferente. Un porcentaje pequeño los fecundarán con semen de donante y el resto con el semen de M. Así sabremos si la causa del DGP anterior es por los óvulos o por el esperma. Porque tanto nosotros como en la clínica vemos que algo no cuadra. Los datos no tienen relación con los resultados. Y no queremos seguir haciendo FIV hasta el infinito si los óvulos tienen algún fallo, porque me puedo morir esperando un milagro que no llegará. Con esto, no sé si conseguiremos nuestro bebé, pero sí la causa exacta.

De haber algún embrión sano, me lo pondrían (de uno en uno) en el ciclo posterior, ya con mi cuerpo descansado y sin medicación.

Ya nos hemos hecho serologías y yo me he repetido los análisis de hormonas, que eran bastante antiguos. Todavía no tengo los resultados, pero supongo que los tendré pronto.

Hemos apostado fuerte, lo vamos a dar todo. Volvemos a tener ilusión y ganas. Sé/sabemos que será duro. Y caro! Pero vamos a por todas. Y, si hubiese que ir a por otro ciclo con donación de óvulos, pues que así sea.

Las comparaciones son odiosas, pero no hay color con la clínica anterior. Hemos hecho lo correcto. Estamos en el camino. Seguro, seguro, seguro.

Elección de la nueva clínica

Antes de convertirme en funcionaria ya sabíamos de nuestros problemas de fertilidad, porque llevábamos un tiempo buscando un bebé que no llegaba. Fue por eso que decidimos ir visitando algunas clínicas de la zona para ir viendo presupuestos y/o posibles causas.

En esta ronda, visitamos IVI, Quirón, IVF Spain, dos hospitales, EVA y otra clínica pequeñita de cuyo nombre no me acuerdo ahora mismo (aunque sí que hicimos un seminograma porque era más barato que en el resto). Algunas nos gustaron más, otras menos.

Por aquel entonces, lei algo sobre psicofertilidad natural, así que dejamos de lado todo lo que conllevase hormonas y pinchazos y probamos esto último. Tras unos meses y tres o cuatro sesiones, decidimos que necesitábamos algo más, que nuestro caso no era tan sencillo como algunxs afortunadxs que puede que lograsen su sueño con cambios de alimentación, detoxificación o mindfulness. Creo que tampoco nos entendimos bien entre todos. Sentimos que no estábamos recibiendo el trato que nos merecíamos y lo dejamos.

Un mes antes de conseguir mi inesperada plaza, nos decidimos por una de las clínicas. Pero claro, como es lógico, al saber que era gratuito para nosotros por mi nueva situación, no nos lo pensamos. Lo único que teníamos en la cabeza era ahorrarnos ese dinero para gastarlo en el bebé o en los bebés y no solamente en tenerlos.

Hoy, tras dos FIV ICSI, una con DGP y otra sin él, dos transferencias, muchos pinchazos, pruebas y lloros, echamos la vista atrás y quizás hemos perdido un poco el tiempo. Ese tiempo tan valioso que se nos echa encima cada día.

Antes del resultado de la última beta, ya sospechando el temido negativo (ese con el que nunca convivíamos con la inocencia de la primera FIV en la que nos inundaba la ilusión), pensamos, miramos atrás, hace casi dos años, y tras leer opiniones en internet (especialmente sobre casos complicados) lo vimos claro. Vimos a quién confiaríamos nuestro futuro próximo.

Y así fue. Mi beta fue el 6 de marzo. Ese mismo día no supe el resultado, sino el 7. Llamé a la clínica por la que nos habíamos decidido. Ya no había más que pensar. Nos dieron cita para esa misma semana. Como M estaba fuera, nos la dieron para ese sábado. Un dato curioso: la clínica que me cubre el seguro no da citas ni fines de semana ni por las tardes. Ni siquiera si hay una urgencia. Solamente tienen enfermeros respondiendo el teléfono. Gente que no nos conoce, ni a nosotros ni nuestro caso. Y aunque nos queda un último intento en esta clínica, nos vamos.

Creemos que necesitamos más y que merecemos más. 

Tras la segunda beta

Por fin tengo un ratillo para contaos algo más sobre esta segunda beta.

Fui a hacérmela el día 6 de marzo, a un laboratorio de un pueblo cercano a mi lugar de trabajo, más que nada para no tener que pedir permiso más de una hora y no dar muchas explicaciones. Una y no más, ya os lo adelanto!

Cuando llegué, había una empresa entera para sacarse sangre!! El sitio también era bastante deprimente. Decidí ir porque abrían a las 8 y con la esperanza de que el mismo día me diesen los resultados, pero para nada.

La parte positiva es que la chica que me sacó sangre lo hizo genial y prácticamente ni me enteré. Ya intuía el resultado, pero aún así estuve nerviosa. Me dijeron que tardaban un día o dos en tenerlos, porque los mandaban a otro sitio a analizar, ya que ellos no tenían laboratorio. Esto me hirvió la sangre!

Decidí hacerme por mi cuenta análisis para ver mi colesterol, hierro y vitamina D. Los tuve que pagar, ya que no pedí cita en el médico de cabecera para que me los mandase y los quería tener rápido. La vitamina D es cara, pero bueno, quería ver si tomar el ovusitol D me había hecho efecto y el cambio de alimentación que he dado también. Cuando digo cambio, me refiero a que he dejado de comer bollería industrial y me he pasado a la fruta. Antes comía un par de veces a la semana y ahora todos, porque me llevo para almorzar y, como mínimo, como en ese momento.

La beta fue menor que uno otra vez. A pesar del raspado, y de ser embriones bonitos. Vamos, que la cosa pinta fatal. El resto bien. Es la primera vez que no tengo colesterol, la vitamina D está decente y el hierro perfecto. Algo es algo.

Con todo esto, cambiamos de clínica. Ya hemos tenido la primera cita. Fue el día 11. Ya nos habíamos decidido por esta clínica hace casi dos años, pero al convertirme en funcionaria y saber que cubrían el TRA en la otra, pues no volvimos.

En otro post (espero que pronto) os contaré qué haremos. El cambio va a ser bastante radical. Y caro, para qué negarlo.

El viernes volvemos a tener cita con ellos. De momento, estoy preparando mi cuerpo para volver a la carga y sigo cuidando mi alimentación.

Un beso fuerte y gracias por preocupaos por nosotros.

Próximamente…

Hola chicas!

Antes que nada, os agradezco infinitamente el apoyo recibido ante el último chasco de todos.

Cuando tenga un rato para sentarme tranquilamente en el ordenador, os contaré lo próximo que vamos a hacer. 

Lo que tenemos claro es que vamos a seguir luchando y no quedarnos de brazos cruzados. 

Os iré informando, pero sí quería pasarme para deciros que estamos mejor. No bien del todo, pero mejor. 
Un abrazo fuerte.

Segunda Betaespera

Ya estoy a día 12 de Betaespera. Esto es, la beta la tengo el lunes. 

En estos días he pasado un poco de todo. 

La transferencia fue muy bien y no tuve sangrados ni molestias de ningún tipo. Aún así, estuve esa tarde y los dos días siguientes en casa, sin ir a trabajar, y luego ya hice vida normal sin hacer esfuerzos. 

Por ejemplo, sin ir a hacer la compra, no limpiar, ni agacharme.. cosas así. 

Casi no he tenido ningún calambre en los ovarios, solamente algo mínimo al pasar un rato de ponerme la progesterona. Tampoco se me ha hinchado el pecho, cosa que sí me pasó en la otra betaespera, aunque a la semana se deshinchó. 

Al encontrarme tan bien, me puse en lo peor y hace cuatro días pensé en hacerme un test. 

Abrí la caja donde los guardo y me percaté de que tengo tropecientos TO y solamente 4 TE. Así que me hice uno de ovulación, por aquello de que dicen que puede predecir el embarazo. 

A lo mejor fue un error o a lo mejor no. A veces es bueno saber. Blanquísimo, sin sombra alguna. Como era de esperar, me pasé la tarde llorando. 

Hablé con gente que ha pasado por lo mismo, me decían que quizás era pronto, que a veces los TO no sirven para esto.. yo seguí mal. 

Para torturarme, al día siguiente me hice otro, a día 9 post transferencia de blastos de cinco días. Igual. Uffff!

Al día siguiente decidí que era hora de asegurar con el TE. Por más que intenté ver una mínima sombra y dejarlo secar, nada. 

Así que aquí estoy, sin síntoma alguno y hundida en la miseria. M casi no ha estado en casa por motivos laborales. Yo me alegro de que eso le haga pensar menos, pero por dentro sé que no está bien. 

Hemos decidido a qué clínica llamar cuando pase todo esto, ya que he estado informándome sobre casos difíciles y leyendo críticas. 

Sé que hasta la beta debería tener esperanzas, lo sé, pero es complicado. Hay casos de chicas que han tenido un final feliz en una situación similar. Tengo ganas de tener ya los resultados y ver qué hacemos…

Primeros días de Betaespera

Tuvimos la transferencia el lunes, como estaba previsto. 

Llegamos a la clínica una hora antes para que empezasen el proceso de descongelación de los embriones y nos fuimos mientras a tomar algo. 

Puntuales empezamos con la transferencia. Entramos en la sala y me desvestí para que luego entrasen el doctor, la enfermera y más tarde la embrióloga. Esta última nos dijo que uno de los embriones tenía células grisáceas (eso entendí) y que lo desecharon porque no iba a sobrevivir. Así que iban a ponerme los dos que nos quedaban. 

Y eso. La TEC fue como la otra, sin problema ninguno. El espéculo algo molesto, pero nada más. El catéter salió muy limpio, sin restos de nada ni sangre. Según el doctor, fue una transferencia perfecta. Sus palabras fueron que ojalá fuesen todas así. 

Le pedí que me mandase un par de días de reposo, por prevenir. No iba a ir a trabajar aunque él no me lo prescribiese, pero aceptó y así lo tengo justificado. 

Y así estoy. Hoy es mi segundo día en casa. Hago cosillas, pero no tantas como en el trabajo. Ayer noté algún pinchazo mínimo y hoy de momento nada. Supongo que son cosas de la progesterona, como siempre. Esta vez no tengo el pecho sensible. No tengo ni idea de si esto es normal o qué, como cada una es un mundo… 

Intento comer sano, más que de costumbre, leo más y pongo música que he leído que les ponen a los embriones en los laboratorios. Ojalá todo esto no sean tonterías. 

Os informaré si hay novedades.

Gracias por estar ahí! Muak!

Cita pre-TEC

El lunes tuve cita en la clínica. Una revisión tras estar quince días con los parches (en mi caso, evopad 50) . 

Decidí ir sola porque M tenía mucho trabajo y, siendo franca, él tampoco pintaba mucho ese día. Así, no tenía que pedir justificante en el trabajo. 

Iba pensando que algo iba mal, porque a pesar de haberme pinchado el decapeptyl el ciclo anterior, me notaba mucho flujo, como si estuviese ovulando. Pensé “verás como se ha fastidiado todo y el raspado ya no sirve”. Uf!

Cuando llegué y avisé a la de recepción de que estaba allí me dijeron que me sentase un poco, como siempre. Hasta aquí todo normal. 

A los cinco minutos se me acercó la de recepción para preguntarme el motivo de mi cita. Se lo dije. Vamos, que no tenían la cita apuntada. Me cabreé. En ese momento pensé que si me mandaban a casa y me citaban para otro día les armaba la de San Quintín! Veis por qué no me gusta mucho la clínica?

Mi doctor no estaba con pacientes, estaba en el mostrador hablando con las de recepción. Y así estuvo al menos media hora. 

Tras verme con mala cara y resoplando, se me acercó. Me dijo que estábamos esperando porque no tenían la cita apuntada y mi historial estaba en una sala que estaba ocupada por otro doctor con unos pacientes extranjeros. Hasta que no saliesen, no podían cogerlo. 

Le dije quien fue la enfermera que me dio la cita, el día y la hora que pasó. No quería dejarlo pasar. 

Al rato (ya unos cuarenta minutos de espera) decidieron meterme en otra sala que usan para otra cosa y hacerme ahí la revisión, ver cómo estaba mi endometrio y tal. 

Me dijo que estaba en 9’7 (lo ideal son 10 o eso me dijo) y trilaminar (no sé si se dice así). Vamos, que estaba como debía. 

Me vestí y cambiamos de sala, ya con mi historial. Me mandó antibióticos y utrogestan (progesterona) a partir de miércoles por la noche (ayer) cada doce horas. Una pastilla de doxiciclina y dos de utrogestan, esta última vía vaginal. De todas formas, esta tarde una de las pastillas me la he tomado vía oral, para ver qué tal me sienta. Dicen que se pone vaginal por los efectos secundarios, pero quiero probar porque vía vaginal se me sale mucho y, aunque dicen que es normal porque el cuerpo expulsa la que no necesita, no me llego a fiar del todo. 

Supongo que todas tenemos ese problema y esa duda y, como no me la han mandado inyectable, pues probaré una pastilla de una forma y otra de la otra forma. 

También me programaron la TEC para el próximo lunes, día 20. Deseaba que fuese viernes para descansar el fin de semana, pero bueno.. voy a poner una excusa para no ir a trabajar martes y miércoles, ya que en la clínica no me lo justifican. Veremos qué me invento. No me apetece irme sin descansar, digan lo que digan. 

La TEC es a día 22 de ciclo porque los blastos son de día 5. Tenemos que ir una hora antes para que entonces los descongelen. 

Ahora queda esperar que no surja ningún imprevisto y que mis angelitos se agarren fuerte!!!!!